Tipos de CRM: conoce cuál se adapta a tu empresa

Tipos de CRM: conoce cuál se adapta a tu empresa

Los CRM (sigla que responde a Customer Relationship Manager) son plataformas que se emplean para optimizar la relación con el cliente. Estos programas se adaptan a empresas de todos los tamaños y permiten mejorar procesos. Cuando se los usa correctamente, pueden impulsar el crecimiento de un negocio. Ahora bien, existen distintos tipos de CRM.

En este artículo veremos cuáles son las variantes disponibles actualmente para que puedas encontrar la que mejor se adapta a tu empresa. Comenzamos por dejar claro cuáles son las ventajas de utilizar este tipo de tecnología.

Beneficios de implantar un CRM en una empresa

Tipos de CRM: conoce cuál se adapta a tu empresa

En líneas generales, los distintos tipos de CRM permiten gestionar datos de una manera más eficiente y automatizar distintos procesos en una empresa. Además, gracias a estas plataformas, los clientes pueden tener una mejor experiencia con servicios más personalizados. Por lo tanto, sirven para mejorar la tasa de retención y la fidelización.

En el ámbito interno, el uso de un CRM facilita la toma de decisiones basadas en datos, reduce los costes internos, mejora la comunicación e impulsa la productividad. De todos estos beneficios se desprende que con una correcta implantación, este software es capaz de conseguir un aumento en las ventas.

Ahora sí, pasamos a las distintas opciones disponibles para que puedas encontrar la más adecuada para tu organización.

¿Cuáles son los distintos tipos de CRM?

Estas plataformas se pueden clasificar por su función principal. En este sentido, algunas son óptimas para vender, mientras que otras resultan más eficientes para recolectar y analizar datos o gestionar las comunicaciones con los clientes.

CRM operativo

Esta variante se centra en el proceso de ventas, el marketing y los servicios que se ofrecen al cliente. El principal objetivo de estos programas es vender más. Son los más fáciles de usar, y también los más populares en las empresas que tienen equipos comerciales pequeños.

CRM analítico

Con una plataforma de este tipo es posible recoger una gran cantidad de datos sobre una organización y la relación que sostiene con sus clientes. De esta manera, una empresa puede conocer aspectos importantes sobre el comportamiento de sus usuarios, medir campañas de marketing y diseñar acciones segmentadas. Suelen ser más caros que los anteriores, aunque sus resultados van mejorando a medida que transcurre el tiempo porque son más eficientes cuando tienen una mayor cantidad de datos.

CRM colaborativo

Este tipo de CRM está centrado en la comunicación y la interacción con los clientes. Resulta ideal para call centers u otras empresas que funcionan en múltiples ubicaciones, ya que permite sincronizar una unidad de negocio.

Para mejorar la experiencia de usuario, en Zerviz nos hemos especializado en la implementación de Zendesk, un CRM omnicanal de soporte, ventas y customer engagement para una comunicación sin barreras.

Tipos de CRM: conoce cuál se adapta a tu empresa

Otra clasificación: CRM según su ubicación

Más allá de la tipología que hemos visto anteriormente, los CRM se pueden clasificar por su ubicación, ya que algunos funcionan en las mismas empresas y otros lo hacen en la nube o de manera híbrida. Entonces, según este criterio, los tipos de CRM son los siguientes:

  • CRM on premise: es el más personalizado y se desarrolla y almacena en servidores propios. Es la mejor opción para grandes compañías.
  • CRM on demand: se aloja en la nube y se paga por el uso que se le da. Es más económica que la opción anterior.
  • CRM en la nube de código abierto: si bien está alojado en la nube cuenta con más opciones de personalización que la opción anterior. Al ser de código abierto cada empresa lo puede configurar según sus necesidades.

Hoy en día, el CRM es una herramienta esencial para ganar eficiencia, productividad y rentabilidad. En Zerviz te ayudamos a implementar el que tu empresa necesita.